martes, 30 de diciembre de 2014

EL RESUMEN DE TU AÑO, LO QUE FACEBOOK NO HA MOSTRADO




No, este año para ti, probablemente, no ha sido fabuloso, así que no tienes por qué agradecérselo a todos tus contactos de  Facebook (de hecho, a la mitad de ellos no les importa lo más mínimo y a la otra mitad lo único que les preocupa es que hayas tenido un año mejor que el suyo, o al menos que lo parezca). Ya lo sé, Facebook te ha preparado una presentación con fotos tuyas sobre estampados fiesteros que te ha hecho hasta dudarlo, a mí me ha pasado lo mismo, que conste, pero todo es paripé, como cuando le echas una foto al escaparate de tartas de una cafetería, la subes a las redes sociales, y luego te pides un triste café. Piénsalo.

Un algortimo de Facebook  ha seleccionado las fotos con más comentarios o con más “ME GUSTA” las cuales, a la fuerza, tienen que ser las mejores y si no es así es porque eres un idiota que no sabe que en las redes sociales solo se suben cosas buenas por lo que, si en el resumen de tu fabuloso año aparece la foto de tu coche abollado cuando tuviste un accidente,  la foto de tu pierna escayolada, la foto de la sala de espera de un hospital, o de la mesa de la cocina llena de paracetamol y mucolíticos, la última foto de tu perro recientemente fallecido o la de tu carta de despido, entre otras, es cosa tuya por compartir tus miserias y avatares cotidianos. Es sarcasmo, lo  matizo por si no hay algoritmo que la detecte.

martes, 23 de diciembre de 2014

LOMO EN SALSA PARA LA CENA DE NOCHEBUENA


Hoy es Nochebuena y, aunque en la entrega pasada no vine con mucho espíritu navideño, en esta ocasión hago de tripas corazón y te traigo una receta especialmente pensada para ti que aún no sabes qué cocinar para la cena de esta noche o que entre el trabajo y las compras de última hora no has tenido tiempo de preparar gran cosa.

El mundo de las mesas de Navidad es de lo más variopinto. Hay familias que no entienden una comida de Navidad si no hay marisco de por medio, aunque sean unas patas de cangrejo o unos langostinos en oferta. Hay otras, las más peliculeras, que se afanan por conseguir un pavo para ese día, aunque luego no lo vuelvan a comer el resto del año. Hará relativamente poco, empezó la moda de las ensaladas aliñadas con vinagre de Módena y  se colaron pronto en las comidas navideñas. También hay, cada vez más, quienes optan por la moda de los canapés como entrantes. En mi casa hace tiempo ya que cada 24 de diciembre a mí me toca estar frente al ordenador buscando en Internet posibles rellenos para volovanes y tartaletas (aunque al final siempre acabamos rellenándolos con lo mismo). Cada familia tiene sus costumbres. ¡No hay dos con las mismas!

lunes, 22 de diciembre de 2014

FRÍO



Alfonso coge su bufanda del perchero de la oficina y la enrolla alrededor de su cuello. Luego coge el abrigo, se lo pone y se abrocha hasta el último botón.
Sale a la calle. El termómetro de una farmacia marca menos dos grados. Junta las manos, se las frota y las intenta calentar con su aliento, un aliento que se convierte en un vaho helado que no llega a rozar las manos.
El camino que separa la oficina dónde trabaja de su casa es tan corto que se puede hacer caminando y no tardar más de cinco minutos. Vive en pleno centro de la ciudad y la oficina tiene la misma ubicación estratégica solo que unas calles más atrás.
Son las nueve de la noche, parece que va a empezar a nevar porque del cielo cae una diminuta lluvia blanquecina. Si llega a nevar, sería la primera nevada del año.
Como es principios de diciembre, las calles ya están iluminadas con el decorado navideño de cada año y se nota en el ambiente ese bullicio de compradores que empiezan a trastear las tiendas en busca de los primeros regalos.
Alfonso se cruza con varias estatuas humanas. Se detiene frente a una mujer vestida de otra época que, agachada, parece frotar un suelo que no existe.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

LA FINAL DE TOP CHEF O CÓMO EL PATITO FEO SE CONVIRTIÓ EN CISNE



Acabo de ver la final de la segunda edición de Top Chef y estoy con los ojos como platos; hoy no voy a poder dormir así que mejor me cocino una crónica calentita, a ver si con ella me entra el sueño.

Hace semanas un spoiler nos reventó la final de TopChef, se había filtrado que el ganador iba a ser David. A mí la noticia me gustó porque tanto él como Marc eran mis favoritos y estaban en todas mis porras de ganadores así que… miel sobre hojuelas.

No obstante, soy de esas personas tan difíciles de sorprender que verdaderamente disfrutan en las pocas ocasiones que pueden mantener la incertidumbre hasta el final, no fue el caso.

lunes, 8 de diciembre de 2014

BIZCOCHO DE CHOCOLATE, UN GOLOSO APAÑO PARA LAS VISITAS NAVIDEÑAS



Oficialmente, es Navidad. Esto quiere decir que acaba de empezar esa maravillosa época del año en la que las calles están atiborradas de gente a todas horas, hace frío hasta en el Sur,  tienes comidas protocolarias con gente con la que no compartirías ni un café y acabas compartiendo una buena curda, pasas días buscando regalos agotados o intentando adivinar la talla y gustos de tus allegados, decoras tu casa con un árbol de plástico colocado en medio del salón lleno de guirnaldas y luces parpadeantes (omitiré decir a qué me recuerdan tan grotescos adornos) y en la que terminas gordo como un cochino después de haberte cebado con tanto festín navideño y tanto polvorón.

domingo, 23 de noviembre de 2014

LA LEYENDA PROMISCUA DEL TIRAMISÚ



               Ya lo he dicho muchas veces, rastrear el origen de un plato, a menudo, supone encontrar multitud de versiones más o menos disparatadas de distintas regiones intentando agenciarse la autoría de un clásico culinario. Aunque es cierto que este ejercicio siempre termina siendo muy divertido e ilustrativo.

               Hoy te traigo la receta de un postre italiano muy conocido, el tiramisú, y pese a que podría haber elegido hablarte de varias versiones acerca de sus orígenes yo he preferido contarte la leyenda más promiscua del tiramisú porque , como bien sabes, me preocupo mucho por el postureo cultureta de las charlas entre amigos y me gusta darte siempre información de esa que ameniza veladas. Espero que esta te sirva aunque sea para echarte unas risas o para aplicarte la receta si lo necesitas, que nunca se sabe…

jueves, 13 de noviembre de 2014

PASTEL DE CALABACIN Y POCAS HORAS DE SUEÑO


Últimamente no tengo tiempo ni para dar rienda suelta a mi faceta narcisista y mirarme en el espejo. True story.

Así que hoy no te voy a contar el origen histórico de la receta que te traigo porque sus raíces se hunden en un pasado tan remoto como el último fin de semana cuando, tras haberme tirado cinco días alimentándome solo si me acordaba y con lo primero que pillaba a mano, decidí que iba a comer algo “de verdad”, comida caliente, de esa que se cocina y no viene en una caja, aunque fuera por una vez en la  semana, recurriendo solo a lo que encontrara en mi frigorífico porque tampoco tenía tiempo para darme un paseito hasta el supermercado más cercano y conseguir víveres.

miércoles, 15 de octubre de 2014

TARTA DE MANZANA CON COBERTURA DE CHOCOLATE

       


           Si en mi última colaboración te traía una receta para alargar el verano, en esta ocasión te traigo una para que le des la bienvenida al otoño, que ya vamos tarde.
Paradójicamente, es una receta que en mi casa se hace mucho a finales de verano, aprovechando que es la época en la que el manzano que tenemos en la parcela familiar está más cargado y ya no sabemos qué hacer con tanta manzana por casa. Solemos elaborar tartas de manzana para aprovechar el excedente porque si, en vez de eso, hiciéramos compota tendríamos para alimentar a todos los bebés del barrio durante meses, o hasta puede que a todos los de mi pueblo, yo no lo descartaría.
Ahora que han empezado las primeras lluvias, lo que realmente apetece por las tardes (al menos a mí) es tomar algo calentito y acompañarlo de un buen trozo de pastel. Hay placeres muy sencillos… Otros, no tanto… Por eso, se me ha ocurrido traerte esta receta: porque viene genial para esta época y porque en mi casa siempre empezamos el otoño merendando tarta de manzana.

miércoles, 1 de octubre de 2014

PAPA ASADA Y RELLENA COMO EN LAS FERIAS




Por mucho que intentes alargarlo, el verano se  ha acabado y hay que asumirlo. Septiembre es el mes bisagra porque todavía hay ferias y verbenas en los pueblos y la ilusión de vacaciones se puede mantener con un poco de imaginación, al menos los fines de semana, pero cuando te da en las narices el uno de octubre se esfuma la mentira.

               En los últimos días he estado pensando en los rezagados veraneantes y me he acordado de mi época de estudiante universitaria cuando el verano era una fecha límbica con una primera parte entre el último examen del segundo cuatrimestre y la semana antes de la primera recuperación de septiembre y una breve pero intensa segunda parte. Los universitarios son un espécimen único experto en jugar con el verano haciendo saltos temporales, de empezarlo y cortarlo cuantas veces sea menester y, por supuesto, de estirarlo como un chicle y alargarlo hasta que no da más de sí. Y esto es así porque,

jueves, 18 de septiembre de 2014

PARÁLISIS DEL SUEÑO. CUANDO DORMIR SE CONVIERTE EN TU PEOR PESADILLA.

parálisis del sueño


Te voy a pedir un ejercicio de visualización nada agradable. Imagina que estás cansado y te acuestas para que un buen sueño te deje como nuevo. Imagina que al poco de tumbarte en la cama, cuando ya estás medio dormido, abres los ojos y descubres que, salvo los globos oculares, no puedes mover ninguna parte de tu cuerpo. Te has convertido, sin saber cómo, en un amasijo de carne y huesos postrado en una cama. Imagina que te sientes, repentinamente, como un tetrapléjico; tus músculos no responden a tus órdenes. Da igual si duermes normalmente solo o acompañado, nadie te va a poder ayudar. Si intentas gritar, tu boca no se va a mover y mucho menos te van a responder las cuerdas vocales. Podrás ver el techo de tu habitación y el campo de visión que abarquen tus ojos sin mover la cabeza, nada más. Imagina, también, que ante la angustia que te produce tal estado, empiezas a sentir que hay alguien cerca observándote. Puede que solo sea una intuición repentina o, más probable, puede que termines descubriendo a ese observador anónimo en una sombra oscura a los pies de tu cama, o en la esquina de tu habitación.

martes, 16 de septiembre de 2014

UNA TARTA DE ZANAHORIA QUE NO SABE A ZANAHORIA




              Hoy te voy a confesar algo muy íntimo: soy cegata, pero cegata de estas que a poco que se quitan las gafas saben que se van a dar una hostia sí o sí. Podría demostrártelo con mil ejemplos pero solo te diré que soy de esas personas que ven tan poco que cuando van a la playa se pasan el día, además de comiendo tierra como el resto de los mortales, viviendo en un mundo de nebulosa y no se meten al agua si no es acompañadas porque saben que al salir no van a encontrar su sombrilla, así hayan ido aprovisionadas de una sombrilla de las cantosas.

               De niña, una tía mía pensó en curarme la miopía a base de zumo de zanahoria cruda y naranja porque había leído en una de sus revistas que eso era buenísimo para la vista. ¡Qué trauma culinario me generó la buena mujer! Aquel zumo pastoso me daba arcadas al primer sorbo y luego yo me sentía culpable pensando que nunca iba a ver bien por ser una “tiquismiquis” que no se tomaba su medicina pero es que… ¡menuda medicina!

viernes, 5 de septiembre de 2014

¿EN QUÉ SE PARECE LA ALIMENTACIÓN ACTUAL A LA DE LAS CLASES POPULARES EN EL SIGLO XVI?




En lo que un huevo a una gallina, fin del artículo. 

Aunque  esa sería una buena contestación a la pregunta, no suelo ser tan parca en palabras así que detallaré mi respuesta.

El otro día estuve jugando con una pequeñaja que tengo por prima a cocinar. Me enseñó, muy orgullosa ella, a hacer una masa muy parecida a la de pan pero dulce que luego se estira hasta dejarla muy fina y se emplea para hacer pequeñas empanadillas rellenas de chocolate las cuales hacen en el horno y quedan riquísimas. De casualidad, andaba por ahí mi abuela que, al ver a sus nietas amasar lo que parecía pan, se puso nostálgica y empezó a recordar su infancia, allá por la posguerra, cuando ella tenía que hacer la masa de pan para toda su familia y luego llevarlo al horno más cercano donde le cobraban por el horneado y, donde marcaban con un sello distintivo cada pieza de pan que ella llevaba para que no se confundiera con las  de otros clientes.

martes, 2 de septiembre de 2014

SALMOREJO DE REMOLACHA CON PIPAS Y PARMESANO




A finales de agosto estuve de visita por Córdoba con un amigo sevillano y un amigo cordobés de nacimiento y malagueño de adopción que es embajador de ambas ciudades con el mismo cariño y devoción (puede que lo conozcas porque, casualmente, es el redactor más salvaje de La voz de Hoy).

Además de pasear por callejuelas de la capital califal,  como es de suponer, hicimos alguna que otra parada para hidratarnos que falta nos hacía y reponer fuerzas con unas buenas viandas.

Por recomendación de nuestro anfitrión, fuimos a almorzar al  Mercado Victoria: un mercado gastronómico con diferentes puestos donde puedes comprar productos frescos o productos elaborados para degustar allí mismo. Me pareció una gran idea.

miércoles, 20 de agosto de 2014

MOUSSE DE LIMÓN, UN POSTRE DIGESTIVO IDEAL PARA EL VERANO




El concepto de infierno varía mucho  según las diferentes religiones y culturas pero para mí, el infierno, es una fuente de calor (horno, hornilla, freidora…) en una cocina andaluza en los meses de verano.  Por muy cocinillas que uno sea, eso es inhumano.

Por eso, como ya te he venido adelantando en anteriores entregas, estoy intentando que las recetas que te voy proponiendo en  estos meses sean más rápidas y sencillas de hacer, aún si cabe, que las que te he traído hasta el momento y, a ser posible, que no requieran mucha cocción. No quiero que tengas ninguna excusa para no meterte en la cocina y atreverte a hacerlas. Eso sí, para el otoño ya te estoy empezando a preparar un buen abanico de recetas que te volverán a meter en los fogones pero con las que, a cambio, te vas a deleitar. No obstante, por ahora hace bochorno para tales aventuras cocineras.

Dicho lo cual, hoy he decidido traerte un postre muy refrescante y digestivo: mousse de limón.

miércoles, 13 de agosto de 2014

YO Y LAS ZORRAS DE MIS AMIGAS

CAPÍTULO 2: ACERCA DEL COMPORTAMIENTO DE LA FAUNA  EN LAS PISCINAS COMUNITARIAS.




               Este año, hasta hace unos días, parecía que a los sevillanos nos habían quitado el verano y nos pasábamos el día arrecíos. No era normal.

               Urss quería que le escribiera a Iker Jimenez para que investigara tan inusual fenómeno. Ella lo ama platónica y visceralmente. Cada vez que ocurre algo medianamente fuera de lo común en su vida quiere que Iker Jimenez lo reporte. Ya os contaré otro día con mayor detenimiento sobre tan misterioso amor.

               Irina se ha aclimatado hasta tal punto que se hacía la mártir, decía que no había conocido verano más fresco en su vida (y eso que vivió uno en Alemania) y se la pasaba con el cuerpo destemplado.

Yo dormía con pijama de pantalón largo, me despertaba a media noche para ponerme calcetines, me tapaba con la sábana y la colcha y echaba de menos mi nórdico. Más de una vez me tentó la idea de bajarlo del altillo, pero resistí.

miércoles, 6 de agosto de 2014

BRAZO GITANO SALADO: UNA PROPUESTA PARA EL TAPEO VERANIEGO.

brazo gitano salado


Hoy traigo una de esas recetas que o tu abuela sabe hacerla parecida o, si se la explicas, la hará mejor que tú. Tal como te lo digo.

¿Por qué? Porque esta es una receta muy tradicional y siempre me acuerdo de las abuelas o las madres cuando traigo recetas tradicionales, de las de toda la vida, ya que es difícil competir con las manos expertas de esas buenas mujeres.

domingo, 3 de agosto de 2014

CUANDO LA TELEVISIÓN NO TE DA TODO LO QUE NECESITAS. EL MUNDO YOUTUBER.

Mi relación con la televisión ya no es la que era.  Ella no me da todo lo que yo necesito. Y esto no es de ahora, ya viene de largo.

Hace años, cuando estudiaba en la Universidad, empecé a darme cuenta. En los primeros cursos, yo llegaba de las clases a casa a las cuatro de la tarde  y me apetecía distraerme un rato mientras almorzaba, pero ella solo me ofrecía el griterío de cacatúas en programas del corazón o alguna telenovela pastelosa. Me encantan las series y las películas, pero quería que me pusiera a verlas a eso de las once de la noche y me tragara infumables dosis de anuncios y, claro, yo no debía porque tenía que madrugar al día siguiente y no podía andar trasnochando día sí y día también.

miércoles, 30 de julio de 2014

YO Y LAS ZORRAS DE MIS AMIGAS

CAPÍTULO 1: SIN HEROÍSMOS, POR FAVOR.


humor blogonovela

* En la imgen, Urss, una servidora e Irina, respectivamente.


Yo y las zorras de mis amigas somos mujeres modernas y muy profundas de las que usan mascarilla después del champú, saben que la keratina aclara los tintes y leen libros que nunca han sido Bestseller. Además, cuando quedamos, reflexionamos sobre cosas de la vida y hacemos fotos a la comida pero solo las subimos a Facebook, Twitter o Instagram, nada de Pinterest, no somos de esas.

Mis amigas zorras se llaman Irina y Urss. En realidad, tengo más amigas, pero no son zorras, o lo son  con otra acepción del concepto. Ya me entienden.

jueves, 24 de julio de 2014

REALITYCHEF, UN PLATO NO AL GUSTO DE TODOS LOS PALADARES.


Hace unas horas fue la final de Másterchef. ¡Qué tensión hasta el último momento! Qué zozobrada estaba yo tras la pantalla intentando averiguar quién se alzaría, por segunda vez, con el título de Masterchef España y… Bla, bla, bla… Era todo tan predecible como un truco de prestidigitación de los malos, de los que te sacan del interior de una chistera un conejo que no es que esté tieso, es que ya directamente te viene hecho al ajillo. Y en este caso, no hay mejor comparación.

miércoles, 23 de julio de 2014

UN KIT KAT GIGANTE TAMAÑO XXL



Caballo grande ande o no ande, aunque en este caso anda…,  anda que no está buena la receta que te traigo.

Hoy voy a ser muy directa, en esta entrega te voy a enseñar a hacer, la que es, probablemente, la  receta más divertida que he publicado hasta el momento: un KitKat gigante.

¿Recuerdas aquellos anuncios que decían “tómate un respiro, toma un KitKat”? Pues como regales a alguien este respiro que te propongo, de tamaño XXL, habrás de tener cuidado no se te vaya a terminar ahogando.

lunes, 21 de julio de 2014

"REUNIÓN DE PASTORES, OVEJAS MUERTAS"

La vida cotidiana en las cárceles españolas: mucho tiempo libre y pocos ojos vigilando.

cárceles españolas


Manuel, que por supuesto no se llama Manuel, tiene los ojos hundidos en la cara surcados por infinitas venas subcutáneas que lo vuelven ojeroso, su tez es de color ceniza, y su piel parece fino pellejo que recubre unos huesos desgastados y unas vísceras podridas. Es drogadicto y portador del V. I. H. Pronto cumplirá treinta años, aunque pareciera que va a cumplir diez o quince más, su adicción hace mucho que no deja de echarle años a la espalda mientras lo consume por dentro, como se van consumiendo las cenizas del cigarro que se está fumando.

Son las ocho de la tarde. Es principios de verano, el sol aún no se ha puesto y en la calle corre un aire tibio, agradable. Hasta hace cinco minutos, Manuel observaba la caída de la tarde en el patio de la cárcel. Ahora los dos estamos en una habitación no muy grande, con dos mesas y algunas sillas alrededor de ambas. También hay un pequeño baño. Aquí se realizan los vis a vis, pero hoy no es domingo y Manuel ya ha tenido su vis a vis del mes.
Manuel se enciende el último cigarro del día, tampoco es habitual que se fume en esta sala. Charlamos.

miércoles, 9 de julio de 2014

LA ENSALADA AMERICANA O COLESLAW, LA HISTORIA DEL CORONEL SANDERS Y OTRAS CURIOSIDADES GASTRONÓMICAS TÍPICAS DE LOS YANQUIS



Hace unos días vi un documental sobre comida rápida que recomiendo muchísimo: “Super size me” o como se le conoce en su versión Hispanoamericana “Super engórdame”. Está escrito, producido, dirigido y protagonizado (y porque no había más cosas por hacer) por Morgan Spurlock. El documental es de 2004, pero no se ha quedado obsoleto, ni mucho menos, y trata sobre los efectos nocivos de la comida rápida, concretamente, en la población americana tan asidua a ella. Para demostrarlo, el propio Morgan Spurlock, un hombre sano y en buena forma física, decide alimentarse solo de comida del McDonald’s durante treinta días. Los resultados de tan grasiento experimento, son los de esperar: aumento de peso, diabetes, colesterol, hipertensión… Por no hablar de otras consecuencias menos previsibles como altibajos emocionales, pérdida del apetito sexual, adicción a la comida basura, etc.

viernes, 4 de julio de 2014

EL EXPERIMENTO DE THIMOTHY WILSON, CUANDO LOS PENSAMIENTOS A SOLAS SE CONVIERTEN EN EL PEOR CASTIGO

thimothy wilson

«Prefiero trabajar y tener la mente ocupada para no pensar», muchas veces hemos oído esa frase e incluso puede que la hayamos dicho y puesto en práctica nosotros mismos. También hemos oído aquello de que hay personas que no saben estar solas. Pero, ¿hubieras imaginado alguna vez que hay quién prefiere una descarga eléctrica antes que estar a solas con sus pensamientos? Pues esto es lo que ha recogido el experimento liderado por Timothy Wilson.

Según este estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Virginia, hay quienes preferirían autoadministrarse una descarga eléctrica antes que estar en una habitación a solas durante un breve periodo de tiempo, de seis a quince minutos. Las cifras varían según el género. En el caso de los hombres, un 67 % prefirió la descarga eléctrica frente al 25% de las mujeres que optaron por esta opción.

miércoles, 25 de junio de 2014

TARTA DE MOJITO, RECETA PARA CUMPLEAÑOS II.

tarta de mojito


No hay nada mejor para refrescar las noches de verano que un buen cóctel.

En el arte de la coctelería, como en todo, hay modas; algunas nos han dejado auténticas delicias para el paladar y otras auténticas atrocidades como la de convertir los Gin Tonics en ensaladas. Pero hoy  me voy a centrar en un coctel que para mí, por lo mucho que me gusta, es el cóctel por excelencia: el mojito. Su elaboración tampoco ha resistido a las modas y tenemos desde los mojitos clásicos, con su típico sabor a lima y menta, a los más modernos que cambian la lima por cualquier otra fruta, pasando, por supuesto, por la aberración del típico mojito que te sirven a las cuatro de la mañana, en un bar de dudosa reputación, con el hielo tan derretido que el preparado se acaba convirtiendo en una  sopa calentita que, con ese gustillo a hierbabuena, más pareciera caldito de puchero que un mojito.

sábado, 21 de junio de 2014

UN ABSURDO INVENTO DEL SISTEMA EDUCATIVO: LOS TRABAJOS DE COPY-PASTE.



Desde hace mucho tengo el presentimiento de  que cuando ronde los sesenta años me va a entrar  nostalgia y, como una cosa lleva a la otra, terminaré desarrollando el síndrome de Diógenes y en mi casa acumularé objetos-basura a los que llamaré “recuerdos”. Pero el otro día descubrí que esa patología ya la padezco, al ordenar el soberao y encontrarme con un montón de basura muy particular: los trabajos de copy-paste, esos trabajos tan típicos como absurdos que nos mandaban a hacer los profesores en el instituto los cuales consistían, básicamente, en buscar información sobre cualquier cosa desde los tipos de aves a la vida, obra y milagros de un pintor, escritor o vete a saber quién.

miércoles, 11 de junio de 2014

PASTEL DE SÁNDWICH, RECETA PARA CUMPLEAÑOS I.

pastel de sándwich


El 13 de junio es mi cumpleaños y, como soy una ombliguista, he pensado que podía aprovechar la excusa para traerte algunas recetas que vienen muy bien para las celebraciones de  cumpleaños veraniegos.

He ahí la explicación que te dejé debiendo en mi anterior colaboración.

Son un par de recetas que te traigo en especial a ti que envejecerás en estos calurosos meses y que nunca sabes qué diantres preparar porque cuando consigues hacerte con la tarta piensas, que lo sé yo: «no voy a ser tan rácano de poner solo una tarta, voy a acompañar la merienda con algo de picar». Pero tu ingenio, que anda tostándose al sol, no está muy por la labor de ayudarte y al final lo único que se te o curre es comprar unas papas fritas y hacer unos sándwiches. Lo malo es que, para cuando te vienes a dar cuenta, entre los platos de plástico y los sándwiches de Nocilla o de chorizo, solo te falta una piñata para haber organizado una buena fiesta de cumpleaños para niños. Y aquí entre tú y yo,  te tengo que confesar que por mucho que intentes compensarlo comprando unas birras y unos tintos de verano, no terminas de arreglarlo.

jueves, 5 de junio de 2014

LAS 48 HORAS DURANTE LAS QUE ESTUVE MUERTA




Un día decidí morirme. Me han preguntado muchas veces por qué lo hice y he dado muchas excusas: porque estaba baja de ánimos, porque me asfixiaba el día a día, porque ya nada me ilusionaba… Pero todo eso son puras patrañas. Estaba harta.

Me había cansado del bombardeo abusivo de la gente asquerosamente positiva que me rodeaba, esa que siempre andan vomitando frases célebres de aliento: las ponen en el muro de todas, y digo bien, todas sus redes sociales o te las cuelan en las conversaciones. Como si por repetirte esa sarta de estupideces tu vida, tu jodida vida, fuera a cambiar en algo. Los Paulo Coelho del ciberespacio, esos que uno se pregunta en qué momento tan poco acertado de la vida los viniste a conocer o por qué no te has deshecho ya de ellos. Leerlos hace que me salga sarpullido. Y no me ayudan en nada… “El Universo conspira por ti”, dicen, ¡y una mierda! El Universo se comporta como le viene en gana, expandiéndose cada vez de forma más acelerada, o eso dicen los científicos,  y Dios, menudo patán, de existir no es más que un titiritero que se descojona con todas nuestras meteduras de pata y con nuestro sufrimiento. Sobre todo con esto último.

domingo, 1 de junio de 2014

LOMO DE ATÚN EN SALSA DE PIMIENTO DEL PIQUILLO Y ALGUNOS CONSEJOS PARA LA TEMPORADA DEL DESTAPE



Lo sabes tú y lo sé yo: se avecina la temporada del destape y ya llegas tarde para la operación bikini.  Hay que empezar a asumir que esa barriguita cervecera o esas cartucheras que  has escondido estoicamente durante el invierno van a salir a la luz irremediablemente. Y, por si fuera poco, con las altas temperaturas que soportarás, como cada año, tu alimento base serán los helados.

Tampoco hace falta que montes un drama, el verano es fecha para eso: salir, tomar helados, alargar las siestas y las copas en las terrazas.

El truco está en saber compensar los excesos que se vienen con una alimentación equilibrada y algo de deporte. ¡Menuda panacea! ¡La chica de la sección de gastronomía debe haber realizado una tesis para llegar a semejante conclusión! Ya te estoy oyendo. No, pero a veces conviene recordarlo porque por increíble que parezca, se nos olvida.
Yo entiendo que viviendo en una tierra en la que, en verano, emana fuego del suelo de ocho de la mañana a diez de la noche (como mínimo), no apetezca mucho salir a caminar o a correr, ni hacer ejercicio alguno. Pero eso no impide que rentabilices las muchas horas que vas a pasar en la piscina o en la playa y no las dediques solo a tostarte como una gamba a lo vuelta y vuelta o a remojarte durante horas sin mover un músculo como si estuvieras en la bañera de tu casa.

También recuerda que tienes que beber mucho líquido,

martes, 27 de mayo de 2014

SOSEGADO DESCANSO



Él le dice que van a llegar tarde. Ella le contesta que eso es imposible porque el muerto está bien muerto y no hay forma de que se eche andar, se vaya a la puerta de entrada de su casa y se quede allí anclado esperándolos con gesto de impaciencia para, al verlos llegar, recibirles con la muñeca izquierda alzada y el dedo índice de la mano derecha tamborileando la esfera del reloj. Él le pregunta si ha terminado de arreglarse. Ella le dice que todavía no porque tiene que echarse su manita de pintura en la cara, no vaya a ser que los allí presentes, al verla tan paliducha, de puro espanto, la quieran velar también. Él se pasea por la casa arrastrando la suela de los zapatos y no es hasta que comprueba que ella ha guardado todo el maquillaje en el tocador cuando se atreve a interrogarla de nuevo: «¿Por fin?». Ella le responde, sin ocultar su desidia, que solo le falta echarse perfume para disimular el olor a muerto que de seguro se le va a pegar en la ropa, porque ese es un olor que se adhiere al tejido más aún que el del tabaco.
De camino, él conduce y ella habla: de la subida de la luz, de las rebajas, de los vecinos y de las maldades de su suegra que siempre se anda metiendo en todo y menos mal que ella  es muy conciliadora y no quiere problemas familiares que si no ya le hubiera dicho unas cuantas cositas que es hora que alguien le diga a esa mujer.
Cuando llegan, descubren que no hay nadie en la casa del difunto y ella sentencia que eso es porque todos deben haberse ido a la misa y que ya sabía ella que lo mejor era ir directamente a la Iglesia.
Él conduce, de nuevo, pensando en el afortunado muerto y su sosegado descanso entre cuatro paredes de madera que para él las quisiera.

miércoles, 21 de mayo de 2014

CONFESIONES DE UNA puta CREATIVA

copywriter creativa

Soy una puta creativa y menudo disgusto se llevaría mi madre si se enterara. Además, escribo.

Y es que no importa lo hermosas que sean mis palabras, pues hoy por hoy no hay quién las lea si no las amorcillo con indumentarias cantosas, les añado complementos o cualquier tipo de fluorescencia para que llamen la atención y las amaestro como a rameras para que, cuando vean la luz, se contoneen sin decoro a cada golpe de lengua mientras son pronunciadas. Para conseguir tal efecto, me veo obligada a vomitar mis palabras tras una maceración tan tormentosa que me deja las tripas revueltas y el cuerpo cortado durante algunos días. Y, sin embargo, disfruto haciéndolo.

domingo, 18 de mayo de 2014

PASTEL MÁGICO 3x1



Cría cuervos y te sacarán los ojos. Muchas de mis recetas nacen de la intención de vacilarle en la cocina a mi madre. Lo confieso. Ya te he hablado en alguna ocasión de su bizcocho de yogur, un pastel tan simple pero tan jugoso y sabroso que es todo un clásico en las meriendas de mi familia. La receta que utiliza no es ningún misterio, es la típica receta de bizcocho de yogur que todos conocemos, pero debe ser el tiempo de horneado o algún truquillo que ella tiene y que, por supuesto, jamás me va a confesar, el que hace que consiga un bizcocho riquísimo que por más que lo he intentado nunca me sale exactamente igual.

¿Cómo hago para derrocar a un clásico o al menos estar a la altura de las circunstancias?
No lo tengo fácil, no puedo competir elaborando un bizcocho cualquiera, así que  recurro a la artillería pesada. Mi propuesta para las meriendas es un pastel que no deja indiferente a nadie: un pastel mágico.

sábado, 10 de mayo de 2014

LE TIRÉ UNA PIEDRA PARA QUE DEJARA DE CANTAR




Aquel día, le tiré una piedra para que dejara de cantar.
No entendía cómo era posible que aún no se hubiera dado cuenta.
Hacía una semana que lo tenía detrás, como a una sombra. Pero claro, le bastaban un par de cervezas para convertirse en una vieja cotorra que no paraba de rajar. No era más que un crío con cuatro pelusas en el bigote y pensaba, el pobre ingenuo, que iba a salvar al país sólo por la boca.
Él se giró siguiendo la trayectoria de la piedra hasta que sus ojos se encontraron con los míos. Al verme, la tez le fue cambiando de color para camuflarse con el blanco sucio de la pared, siempre le pasaba lo mismo cuando me veía.
Se agachó a recoger la piedra porque la reconocía, era de esos pedruscos de harina que hacía su padre y a los que tenía el descaro de llamar pan.

lunes, 5 de mayo de 2014

QUICHE LORRAINE EN MEMORIA DE ALFRED HITCHCOCK




Soy una gran defensora de posturear entre fogones pero, soy consciente de que, a veces, eso no es suficiente y hay que llevar el postureo al mundo de las ideas (estoy de un “platónica” últimamente…).
              
Esta semana me había propuesto ilustrarme un poco sobre cine clásico porque ese es un tema con el que uno siempre queda bien en esas charlas presuntuosas y super trascendentales entre gafapastas o  esas pseudointelectuales que tienen lugar con un par de cervezas de más y, ahora que ha empezado la temporada de apalancarse en las terrazas al amparo del microclima, sé que voy a verme en una de esas muy a menudo. Esta es como mi particular operación bikini.

miércoles, 30 de abril de 2014

LOS HOMBRES DEL BANCO Y OTROS INDIGNOS



Los hombres del banco tienen entre cuarenta y cincuenta y pocos años, visten de chándal, siempre van muy afeitados y se rocían dos veces al día de colonia barata.
Los hombres del banco son hombres de costumbres que  aún hoy se levantan muy temprano, con las primeras luces del alba.  Desayunan aguachirri o descafeinado y mojan en él algunas galletas o una magdalena. Como estaban acostumbrados a no comer hasta el descanso de media mañana, son incapaces de meterse gran cosa en la boca a esas horas.

Los hombres del banco no compran periódicos, ven el telediario de la mañana. No salen a correr, esperan pacientemente sentados en el sofá a que sus mujeres les hagan algunos encargos: que tiendan la ropa pero con cuidado de no dejar las marcas de los alfileres, que echen la Primitiva, que saquen al perro para que haga sus deposiciones matutinas,  que vayan a pagar el recibo de la luz o que compren el pan, entre otros menesteres. Terminan todas esas labores pronto porque tienen energía acumulada y a eso de las once ya están libres de compromiso alguno por lo que se acercan al banco. Allí comparten asiento con otros hombres del banco y algunos jubilados. Ambos grupos entretienen sus horas rememorando tiempos mejores o despotricando sobre la situación política y económica del país.

No sé si hay hombres del banco en  las ciudades pero me he fijado que en mi pueblo empiezan a proliferar. A veces, paso rápida por alguna plazoleta (siempre camino así aunque no tenga prisa) cuando voy a un recado y se me estremece el cuerpo al verlos porque en ellos reconozco a familiares míos y puedo imaginar la desidia y el abatimiento que deben sentir. Estos hombres no hace mucho fueron trabajadores del sector de la construcción, tienen poca formación pero cuentan mucha experiencia  marcada en espaldas vencidas y manos callosas.

Muchos hombres del banco son padres de algún joven del edredón: recién licenciados que pueden cobrarse todas las horas de sueño que le arrebataron los estudios  porque no tienen trabajo y probablemente tardarán mucho en encontrarlo. Lo único que tienen en las manos estos jóvenes es el síndrome del túnel carpiano de tanto manejar el ratón buscando ofertas de trabajo en los tropecientos canales de empleo que atesora la red y la espalda solo se les resiente cuando se pasan una mañana de caminata intensa para entregar el mayor número posible de curriculums.

Oh, trabajo, bendito trabajo. Nos pasamos la vida anhelando unos días de vacaciones pero cuando nos dan un pase indefinido para unas forzosas el mundo se nos cae encima. ¿Qué hacer cuando no tienes nada que  hacer? Los jóvenes que vivimos al otro lado de las pantallas solemos encontrar antes algo en lo que entretenernos aunque sea a ratos pero un hombre de escaso nivel cultural, acostumbrado, como mucho, a sus películas en el sofá los domingos no encuentra tan fácilmente cómo matar el tiempo. Hay que actuar literalmente: hay que matar el tiempo para que su lento paso no acabe antes con nosotros y nos convierta en espectros condenados a repetir la misma escena una y otra vez, un día y otro.

Esto te parecerá curioso, puede que creas, incluso, que es pura literatura o un juego de palabras un tanto simplón, pero te aseguro que un hombre del banco vive preso del día a día. Se siente enjaulado aún en medio del campo. Y créeme cuando te digo que no hay nadie que tenga más ganas de trabajar que alguien que está encarcelado. Hace unos meses un ex presidiario me confesó (hay que tener conocidos hasta en el infierno, que nunca se sabe) que lo primero que hace un preso normalmente al llegar a la cárcel es intentar conseguir un destino (trabajo dentro de la cárcel) porque las horas muertas lo acaban volviendo a uno loco.

La situación de desempleo es como un limbo; se supone que es algo transitorio pero cuando el tiempo pasa y no encuentras la forma de salir de ahí, el limbo termina por convertirse en un purgatorio que te consume.

Lo peor de todo es que al escribir este artículo  ni siquiera estoy pensando en la insufrible situación económica de un parado de larga duración o de alguien  sobradamente preparado quien de seguro se tendrá que iniciar en el mundo laboral de la mano de algún listillo que aprovechando la situación quiera que le trabaje gratis (de esos hay muchos últimamente). Esa cuestión la dejo aparte porque es la punta del iceberg y eso está muy visible. Yo  ahora hablo del pedrusco helado que hay bajo agua.

Los hombres del banco se sienten  unos inútiles porque no están acostumbrados a estar desocupados. Los que son padres de jóvenes del colchón se consuelan pensando que sus pocos ahorros descansan en la masa encefálica de sus hijos y tienen fe en que ellos, al menos ellos, salgan adelante. 

Si el trabajo dignifica como hemos oído hasta la saciedad, hay mucha gente indigna, por desgracia, flotando cabeza abajo en un agua podrida de verdina, pero nosotros solo vemos sus suelas desgastadas y nos apena que no tengan para comprarse unos zapatos nuevos, sin saber que, además, se están ahogando y que cada vez les queda menos aire en los pulmones.

Sé que cualquiera podría preguntarse, ¿acaso no hay, también, mujeres desempleadas con poca formación académica? Las hay.  ¿Y mujeres y hombres con mayor formación? Los hay. Pero esas son otras historias y yo hoy quería darles voz a  los hombres del banco porque cuando los descubrí compartiendo horas con jubilados no pude más que preguntarme cómo diantres se van a jubilar ellos si aún les faltan muchos años por cotizar para poderse jubilar pero no están trabajando. El tiempo, ese que les pasa tan lento, paradójicamente, se les está echando encima.



*Publicado en EL COTIDIANO

viernes, 25 de abril de 2014

MUERTO




Como estaba muerto, cogió la cartera y las llaves y salió de casa.
Fuera corría una brisa fresca que le atravesó las costillas y los pulmones, que no tenía, se le encharcaron de oxígeno.
Caminó por calles desconocidas de las que sólo recordaba el nombre. Se cruzó con gente que se parecía a otra gente de la que había leído.
Mientras el sol le laceraba unas pupilas desacostumbradas, se detuvo a observar edificios de cartón piedra. Entró en uno en el que vendían libros y compró varios.
Desanduvo sus pasos para volver a casa. Una vez allí, se sentó en un sofá de muelles vencidos por los años, abrió un libro y resucitó.


* Publicado en "400 palabras, una ficción". RELATOS SELECCIONADOS DEL I CONCURSO DE MICRORRELATOS LETRADEPALO. Editorial Letradepalo. 2013.

martes, 22 de abril de 2014

YO, LA COBARDE CON ZAPATOS DE TACÓN




A mí misma, que me desconozco como a la más extraña de las personas,
Dice la doctora Bosh, mi psicóloga, que cada vez que me ocurra algo que ponga en jaque mis nervios, debo escribirme, al otro día, una carta narrando lo sucedido y las sensaciones que me ha provocado, para que, a fuerza de releerla, me empiece a conocer, sepa cómo funciona mi psique y todo el rollo ese. Dice que, así, mi yo futuro leerá a mi yo pasado y recordará lo sucedido pero que, cuanto mayor sea la distancia en el tiempo entre los dos, más difícil será el acople visceral. Quiere demostrarme que el tamaño de nuestros problemas, a menudo, es directamente proporcional a la cercanía desde la que los observamos. Ella piensa que de este modo podré restarle importancia a esos infortunios cotidianos  que no hacen más que llevar a ebullición mi sangre. Yo no la creo; no confío en que un poco de tiempo termine con el chapoteo intravenoso que hoy me acucia, pero soy (¿aún lo eres?) una paciente modélica y cumplo escrupulosamente sus mandatos.

lunes, 21 de abril de 2014

SARMALE: UNA RECETA RUMANA O LA DEMOSTRACIÓN EMPÍRICA DE QUE TODAS LAS ABUELAS SON IGUALES




Mi abuela jamás ha osado comer en un chino porque está convencida de que cocinan cucarachas, lagartijas y todo tipo de bichejos. Tanto así, que cuando le hago fideos chinos me hace jurarle, mano en pecho, que las tiras de cerdo no son pechuga de gatito. Por supuesto, tampoco ha probado nunca un kebab y no comería sushi ni aunque le duplicaran el montante de su pensión por ello. Le provoca recelo toda la gastronomía que no sea española. ¿Conoces algún caso parecido, verdad?

Tengo una amiga rumana; hace unas semanas ella nos enseñó, a mí y a otras amigas, una fotografía de su abuela. Al verla, todas coincidimos en afirmar, entre risas, que aquella buena señora parecía la típica abuela andaluza, con bambito incluido. Y no solo eso, sino que   supimos que también ella es una amante de su cocina y tiene su poquito de recelo a la de otros países. A la abuela de mi amiga probablemente le daría un síncope si alguien la obligara a comer gambas de Huelva. Me hizo gracia intuir que esas dos mujeres, la abuela de mi amiga y la mía propia, sin saberlo, viviendo a tantos kilómetros de distancia la una de la otra, tenían mucho más en común de lo que jamás llegarían a suponer.  

martes, 15 de abril de 2014

FUE UNA TONTERÍA




Andrés palmea la espalda de Joaquín y le dice:
—Anda, que.. ¡menuda has liado!
—Tío, fue una tontería —Joaquín se toca insistentemente la frente.
—Bueno, tranquilo, me lo vas a explicar y espero que me convenzas. Si no, ¡te los corto!
—Tú sabes que yo no soy un cabrón Andrés, en serio que no.
—Ya… Pero no importa lo que yo sepa o crea, sino lo que crea mi hermana. Joder, si solo faltan dos semanas para la boda y ahora esto…
—Carla va anular la boda, lo sé.
—Tío, no pienses ahora en eso. Tú y yo nos vamos a ir al jardín que Carla ha llamado y dice que viene a hablar con mi mujer. Ella no le ha dicho que estás tú aquí porque si lo sabe no viene. Así que mejor que no te vea.
—Pero si nos vamos al jardín nos va a ver cuando venga.
—No, porque lo que te quiero enseñar está en el jardín trasero.
—Está bien.

sábado, 12 de abril de 2014

HA VUELTO A PASAR




Ha vuelto a pasar, Carlitos, como cuando éramos niños y derramaste el frasco de perfume de mamá sobre el sofá. ¿Lo recuerdas? ¡Menuda colleja te dio aquel día!
Hoy yo estaba haciendo un guiso de lentejas para papá porque le gustan mucho lo ricas que me quedan, no como cuando las hacía mamá de mala gana y siempre las terminaba quemando. Había echado todos los avíos en la olla y había puesto el fuego fuerte.
Estaba cansada porque es época de exámenes en la facultad y, entre los nervios y el estudiar, apenas duermo. Mientras esperaba a que el agua empezara a hervir, me senté en la silla de la cocina y así, como si fuera una gallina que había cogido su postura, me quedé dormida. Un rato después, al despertar, ha vuelto a pasar que, como aquel día, toda la casa olía a mamá aunque ella no estuviera aquí.


jueves, 10 de abril de 2014

REGLA 7-38-55: LO QUE DICES IMPORTA POCO



Lo que dices importa poco, muy poco, y te lo voy a demostrar.

En los años 70 el antropólogo Albert Mehrabian realizó una serie de estudios sobre la importancia de la comunicación verbal y no verbal y llegó a la conclusión de que, en un proceso comunicativo, el lenguaje verbal solo constituye el 7%, el resto se divide entre un 38% que corresponde al lenguaje paraverbal (la  entonación, las pausas, los matices…) y un 55% al lenguaje corporal (gestos, postura, respiración…). Aunque hay que matizar que esta regla solo se aplica a la comunicación de emociones, no de ideas.

¿Para qué te cuento esto? ¿Para que tengas un dato curioso con el que amenizar los viajes a lo Ted Mosby o las incómodas conversaciones de ascensor? Podría ser, pero no.

lunes, 7 de abril de 2014

TORRIJAS RELLENAS CON UNA MIAJA DE HISTORIA





El olfato es el sentido con más memoria que posee el ser humano; él es el que más recuerdos nos hace evocar. Ahora estamos en Cuaresma y con un pie puesto en la Semana Santa. ¿A qué huelen estos días para ti? Tranquilo, ni esta es una pregunta retórica ni tengo pensado hacer un anuncio de higiene femenina. Solo te pregunto, ¿qué olor te da una patada en la memoria y te manda derechito a estos días cuando lo percibes en cualquier época del año? Probablemente me responderás que el olor a incienso, lo sé, pero para mí  estos días huelen a miel, ajonjolí y canela, huelen a dulces fritos recién hechos.

La riquísima repostería andaluza, la tradicional, la que hunde sus raíces en el tiempo y cuyos dulces son tan típicos de estas fechas de celebración cristiana como lo pueden ser el incienso, los cirios o el traje de penitente, paradójicamente, tiene una gran influencia árabe.

sábado, 5 de abril de 2014

MUFFINS SALADOS: UNA ALTERNATIVA A LOS "CHUPASANGRE" DE MODA





En mi casa, a las magdalenas siempre las hemos llamado “chupasangre” en honor a esas magdalenas que eran muy secas y te chupaban la sangre y todos los jugos del cuerpo cuando te las comías. De niña no me gustaban especialmente y prefería mil veces antes el bizcocho de yogur de mi madre, el de toda la vida, porque es muy jugoso. Pero, a veces, me daban ataques creativos culinarios, entonces cogía alguna de esas, las rajaba y les untaba crema de cacao, leche condensada o cualquier cosa que pillara por casa aunque ni por esas terminaban de convencerme. Lo que yo jamás hubiera imaginado entonces es que años después se pondría de moda coronar un dulce muy parecido a las chupasangre con un gran pegote de mantequilla y azúcar; me refiero a los famosos cupcakes. Es más, si a mí se me hubiera ocurrido semejante barbaridad, de seguro mi madre me hubiera quitado, horrorizada, las magdalenas de la boca temiendo que su primogénita muriera por un infarto cardiaco y me habría castigado por lo menos un mes comiendo tostada de aceite de oliva y yendo con ella a caminar una hora diaria para bajar todo el colesterol que me acababa de meter.

LA TARTA DE LA ABUELA MODERNA



Que sí, que lo sabemos, que tu abuela es muy buena cocinera, que cuando tienes frente a las narices un guiso de ella hundes la cuchara como si no hubiera un mañana. Y es digno de elogio que, sabiendo que la felicidad de esa buena mujer aumenta exponencialmente con cada cucharada, te dejes cebar hasta que se te infla tanto el estómago que acaba amenazando con salirse por el ombligo. Ahora bien, ¿qué me dices de  su tarta de flan con galletas cada cumpleaños? Está rica, no seré yo quien diga lo contrario y no negaré que de buena gana cataría en este momento una de esas pero, ¿no crees que es hora de modernizar un poquito a la abuela?

EL AJOBLANCO QUE HARÍA UN TOP CHEF





Últimamente la parrilla televisiva está inundada de programas de cocina y tú, que te los zampas todos igual que yo, tienes que ver desfilar ante tus narices platos muy resultones, a veces incluso, auténticas obras de arte, las cuales piensas, ingenuamente, que solo van a poder disfrutar tus retinas o, como mucho, tu estómago en días señalados cuando pises un restaurante aún a riesgo de dejar a tu cartera tan famélica que le rujan hasta las costuras durante un mes.

UN FLAN DE CHOCOLATE CON ALMENDRAS PARA LUCIRSE SIN COMPLICARSE LA VIDA




Para ti que estás convencido de que el horno es un invento del diablo que solo sirve para quemar los bordes de las pizzas. Para ti crees que la Thermomix es un  arma de destrucción masiva que, probablemente, aún estás pagando en cómodos plazos. Para ti que tu mayor proeza en la cocina ha sido la elaboración de un sándwich de tres pisos; te traigo un postre que hasta alguien como tú podría hacer con los ojos vendados (pero por si acaso, no lo vayas a intentar): flan de chocolate con almendras.

LA BRUJA DE HANSEL Y GRETEL ES DETENIDA



Al señor juez encargado de mi caso,

Disculpe que me tome el atrevimiento de escribirle, pero entre estas cuatro paredes la humedad se me cala en los huesos y, con la artrosis que tengo, no creo que resista mucho tiempo. Perdone la letra, pero es que las cataratas me nublan la vista como si me hubiera restregado leche en los ojos y a veces escribo que no se me entiende, ¿sabe usted?
Yo sólo quería explicarle mi situación, para ver si me echa una mano, porque a usted le habrán dicho, me imagino yo, todo eso de que soy una bruja y que iba a comerme a un par de huerfanitos, cociéndolos en un caldero. ¡Qué barbaridad! ¡Menudo disparate! Eso es lo que cuentan de mí en los periódicos y en la televisión. Hasta me ha dicho mi vecina Gertrudis, que su hijo, el más chico, el Antoñito, ha visto mis fotos en eso del Internet. Y a mí me han dicho, que en el Internet te ve todo el mundo. Imagínese, ¡qué vergüenza!
Y desde ya le digo, que los periodistas no saben de la misa la media. Así que le voy a contar lo que pasó.