viernes, 5 de febrero de 2016

TORTITAS PARA UN DESAYUNO DE PELÍCULA.

pancakes

Tortitas americanas o pancakes, llámalas como quieras, pero siempre son la estrella de todo desayuno peliculero que se precie. Aunque, en España, solemos encontrárnoslas en los bares como postre o merienda.

A mí me da igual el momento del día, yo es verlas por televisión y se me hace la boca agua. Y mira que yo soy muy de desayuno andaluz, y para mí la tostada con jamón, tomate triturado y un chorrito de aceite de oliva no se cambia por nada, pero cuando estoy tirada en el sofá viendo una de esas películas americanas, generalmente las que emiten en las sobremesas, y veo a esa idílica familia desayunando una torre de tortitas bañada en sirope de arce, a mí se me abre un agujero en el estómago y empiezo a salivar. Yo creo que, en ese instante, hasta se me baja el azúcar de puro ansia. 

Es curioso, a los pancakes los llamamos en España tortitas americanas porque suelen aparecer en las películas americanas y son muy populares en América, sin embargo, su origen es ruso. Mientras que en Latinoamérica, especialmente Argentina, se conocen como panqueques y se suelen rellenar de dulce de leche.

La diferencia que tienen estas tortitas con las crêpes francesas es que las tortitas son más gruesas y esponjosas.

Hoy, por si eres de los que, como yo, en cuanto ven tortitas en la televisión acaban con un antojo tremendo, te traigo una receta de pancakes que te va a enamorar.  He probado muchas tortitas en diferentes lugares, pero nunca unas tan sabrosas como estas.

Los ingredientes que necesitas son 750 gr. de harina de repostería, 900 ml. de leche, 4 yemas de huevo, 250 gr. de azúcar glas, 1 sobre de levadura, 30 gr. de mantequilla, una pizca de sal y media copa de Licor 43.

Con estas cantidades podrás preparar una buena tanda de tortitas. Para ello, mezcla en un bol todos los ingredientes menos la harina y bátelos. Luego, añade la harina tamizada y vuelve a batir. Después, deja reposar esta masa en el frigorífico durante 30 minutos.

Pasado el tiempo solo queda que las hagas en una sartén antiadherente con una gotita de aceite. Si no eres muy mañoso en el arte de hacer tortitas, debes saber que, en cualquier tienda de repostería, venden unos moldes muy apañados con distintas formas y con los  que es muy fácil darles la vuelta.

Puedes acompañar tu deliciosa creación peliculera con lo que te apetezca: sirope de arce —si quieres darle el toque americano—, azúcar glas, crema de cacao y avellanas, chocolate, mermelada… Aunque si me permites una recomendación, con dulce de leche y un poco de nata montada estas tortitas están espectaculares.

Y si quieres utilizar estas tortitas para marcarte un desayuno romántico, ahora que se  avecina el 14 de febrero, no tienes más que buscarte un molde para tortitas en forma de corazón, como el que yo he usado y currarte alguna decoración posturona. Es muy fácil conquistar con estas tortitas.


2 comentarios:

  1. Que tortitas mas maravillosa, se ven deliciosas...
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Lina. Por pasarte y por tus palabras =)

    ResponderEliminar

Comentar es gratis. Y mi respuesta también.
Deja huella de tu paso por aquí y me harás la mar de feliz.